Objetivos y Principios

proyecto educativo

objetivos

NUESTRO OBJETIVO

Que los niños y niñas crezcan  y desarrollen su identidad avanzando en el descubrimiento de sus emociones y potencialidades. Que establezcan vínculos afectivos significativos y expresen sus sentimientos. Que desarrollen la capacidad de exploración y comunicación de sus experiencias e ideas, aplicándolos al mundo de acuerdo a su comprensión. Disfrutando plena y lúdicamente la etapa en que se encuentran y proyectarse en sus próximos períodos escolares y su formación ciudadana.

Favorecer que la asimilación inteligente se organice en sistemas operativos en el plano del pensamiento, es decir, se intenta orientar las funciones de los sentidos y sus acciones sobre los objetos, de manera tal, que permita coordinarlos y organizarlos.

NUESTROS PRINCIPIOS

Promover un buen trato hacia los niños y niñas de nuestro Jardín Infantil, así como entre ellos. Potenciando entornos favorables para un desarrollo, respondiendo a sus necesidades de cuidado, protección, educación, respeto y apego. Asegurando el desarrollo de sus máximas potencialidades en un marco apropiado de afecto, empatía, comunicación, resolución no violenta de conflictos y uso adecuado de la autoridad.

Las Bases curriculares de la educación Parvularia buscan ampliar las posibilidades de aprendizaje considerando las características y potencialidades de niñas y niños, los nuevos escenarios familiares y culturales del país y los avances de la pedagogía.

Principios pedagógicos de la Reforma educacional que configuran una educación eminentemente humanista y potenciadora de las niñas y niños como personas que aprenden confiados y capaces (principio de bienestar, actividad, singularidad, potenciación, de relación, de unidad, de significado y del juego).

Se basa en el aprendizaje activo. La educación valórica, creadora, crítica y el desarrollo de las potencialidades físicas cognitivas y emocionales.

Educación personalizada, centrada en las necesidades e intereses de los niños y niñas y en su singularidad.

La edad preescolar de los niños, es el período más significativo en la formación de las personas, siendo en este periodo donde estructuran las bases fundamentales del desarrollo físico e intelectual que formarán la personalidad futura.

La estimulación temprana se debe dar en un marco afectivo, desarrollando conductas exploratorias y sensaciones de seguridad y goce.